La lucha por la permanencia