En Uruguay, una casa-puente que mira al mar desde el campo