De abandonado a bon-vivant. Quemado, pasó dos días en una caja llena de excrementos; hoy vacaciona en el Ritz

Cargando banners ...