Luz, apertura e integración. Las claves de un renovado depto frente al Botánico