El oscuro negocio detrás de la desesperación de los venezolanos: miles de dólares por un pasaporte