Como de cristal: en pleno Congreso, una casa chorizo remodelada y llena de luz