St. Moritz: la ciudad para un deporte de invierno que se convirtió en leyenda